Conoce a estas que rompen todas las reglas

Amores distintos

Seguro habrá escuchado el refrán: “hay parejas disparejas”, al decirlo ya no se refiere a típicas diferencias como el factor edad, condición económica o gustos de consumo. Las historias a las que nos vamos a referir desafían todos los estándares sociales comúnmente aceptados. 

Vídeo extraído del canal de You Tube: Amy Ortega

Josh y Lolly: Un amor fuera de serie

Josh Weed está casado con Lolly y al cumplir su décimo aniversario declaró sentirse atraído por personas del mismo sexo sin renunciar a la fe que profesa, Josh  indica que su homosexualidad no le impide tener intimidad con su esposa.Este creyente mormón conoció a Lolly desde que eran niños.  Relata que a medida que fueron creciendo se dieron cuenta de que se querían y debían pasar el resto de sus vidas juntos.

En 2002 se casaron y formaron un matrimonio completamente feliz en el que concibieron tres niñas.

Marty y Michelle Un amor sin prejuicios

Cuando Michelle anunció su matrimonio con Marty Klebba, su círculo más cercano no tardó en preguntarle si estaba segura de lo que iba a hacer.Es que el hombre que había elegido como su compañero de vida si bien es un actor estadounidense reconocido por sus trabajos en películas internacionales como Piratas del Caribe, mide apenas 1,30 metros.

Marty padece de displasia acromesomélica, también conocida como “enanismo de miembros cortos” si embargo su tamaño no fue un impedimento para que se enamorara, contrajera matrimonio y tuviera hijos.

Una historia similar a esta es la que se retrata en la película argentina Corazón de león. En ella una mujer se enamora de un hombre de baja estatura, ella se niega a aceptarlo por el temor de luchar contra el prejuicio social. Al final se da cuenta que lo que importa es ser fiel a sus sentimientos y dejar la opinión de terceros a un lado.

Un esposo con un trabajo no convencional

Cuando la gente le pregunta a Becky por la profesión de su esposo, le toma tiempo responder pues sabe que su respuesta será poco comprendida debido a que su esposo, Nick trabaja como actor porno gay. Sin embargo en su defensa Becky,  dice que su marido es “gay por dinero” y que por ello cuando ganó un premio como la estrella porno del año se sintió orgullosa.

¿Y entonces?

Estas son  muestras de que los parámetros de normalidad se diluyen en ocasiones a la hora de amar, por lo tanto no se puede decir que es o no correcto es preferible evitar los juicios de valor y pensar en el amor como una acción que involucra comprensión y compromiso.

Fuente: Discovery Mujer, Cromos, Women´s health

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*