La motricidad gruesa refuerza la educación del bebé

Foto extraída de Dreamstime.

Las madres buscan constantemente mejorar las técnicas y formas de enseñanza para sus pequeños. Juegos, dinámicas, caricaturas y más son las alternativas por las que muchas optan al momento de indagar. Existen técnicas de motricidad gruesa que facilitan y refuerzan este aprendizaje y generan un vínculo importante entre madre e hijo que es esencial para la crianza del pequeño.

La motricidad gruesa es la capacidad y habilidad del cuerpo para desempeñar movimientos grandes con grandes grupos de músculos, por ejemplo, gatear, saltar, rodar dándole actividad a los brazos, piernas y cabeza.

El psicólogo y psicomotricista, Borja Quicios, indica que realizar estas técnicas, sobre todo en sus primeros años, tiene mucha importancia en la educación del niño pues crea interdependencia en su desarrollo: a nivel motor domina movimientos corporales y tiene mayor soltura.

A nivel cognitivo explora y supera situaciones de conflicto. Mejora su concentración creatividad y atención. Y a nivel socio-afectivo pierde sus miedos y expresa sus sentimientos con soltura.

Es necesario que de 0 a 3 años la madre, quien es su vínculo principal, esté presente y sea la guía del bebé en este camino. Pues ella es quien lo conoce y con quien, generalmente, se relaciona más.

Algunos ejercicios que se pueden aplicar son:

  1. Palmas- palmitas: con este se refuerza su coordinación de manos. Sentar al bebé y ayudarlo a tocar sus palmas como aplaudiendo es el primer ejercicio que toda madre realiza.
  2. Estirar y alcanzar: consiste en el que pequeño logre coger un objeto encima del nivel de sus ojos. Esto mejora su concentración y agilita sus movimientos.
  3. Recoger juguetes del suelo: esto mejora el equilibrio del infante y le enseñas desde pequeño a recoger su desorden.
  4. Rodar una pelota y darle patadas: aquí combina dos grupos de músculos (brazos y piernas), esto permitirá que coordine sus extremidades superiores e inferiores en sincronía.

Recuerda que es importante que los ejercicios sean constantes y siempre aplicarlos como juegos. De esta forma aprende mientras se recrea.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*