El “doga” fusiona tu afición al yoga con la compañía de tu perro

Realizar yoga con tu mascota resulta relajante para ambos.

Esta curiosa iniciativa se le atribuye a la profesora de yoga Suzi Teitelman, quien en 2011 decidió incluir a su mascota durante sus clases, tras constatar lo relajante que era para su cocker spaniel verla practicar sus ejercicios.

Como instructora de yoga certificada del Laughing Lotus Yoga Center en Nueva York y directora de yoga en Crunch Fitness, Suzi empezó a implementar el doga en sus estudios y ha enseñarlo de forma privada.

El doga al principio se llamó “Ruff Yoga” y ahora, 16 años después, es posible tomar clases personalizadas para hacer yoga con tu mascota por medio del portal de Dogadog.

Suzi aseguró, para un reportaje para el diario español El País, que muchos propietarios de mascotas nerviosas o muy activas pueden acogerse a esta opción, en la que no es necesario que amo y mascota hagan siempre las mismas posturas. “A veces es estar ahí respirando juntos, y entonces tú y tu perro estarán haciendo yoga”, cuenta la instructora.

Actualmente, Suzi enseña doga en Jacksonville, Florida, en donde promueve la iniciativa del doga para encontrar un lugar de paz y deleite.

Aquí te presentamos algunas de las posturas que se exponen en el portal de Dogadog:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*