5 preguntas que se deben hacer antes del matrimonio

Fuente: Pixabay

Si está en tus planes casarte con tu pareja es importante que se conozcan bien. No basta solo con lo que ven del otro por un par de horas en cada salida. Compartir con la familia, momentos de buena y mala fortuna, saber sus manías y actitud. Todo eso influye para saber antes del matrimonio si la persona es o no la indicada para ti.

¿Cómo reconoces si debes o no estar con alguien? Esta serie de preguntas te permitirá conocer si pueden o no mantener una convivencia sana. Y aunque se responderán con palabras, por el momento, es importante que sean lo más honestos posibles porque de eso depende el bienestar de su unión.

Pregúntense esto antes del matrimonio

1. ¿Qué te enamoró de mí?

Aunque tú crees saberlo y el asume que lo sabe, nunca está de más recordarse eso. La personalidad risueña, la caballerosidad, la sonrisa que ilumina tu mundo o lo que sea. Cuando ambos tienen clara la respuesta siempre pensarán en ese momento en circunstancias difíciles.

Además, recordarlo de vez en cuando no hace daño y fortalece el sentimiento.

2. ¿Cómo ves tu vida dentro de varios años?

La proyección nunca es mala. Es una forma de definir objetivos a largo plazo. Y si ambos se ven junto al otro, pueden lograrlo todo. Esta pregunta es importante porque muchas personas están con su pareja, pero se ven solos en el futuro. Y esto puede ser una mala señal en la relación. Recuerda que la llama del amor se apaga cuando uno de los dos sopla la mecha.

Fuente: Pixabay

3. ¿Habrán viajes en nuestras vidas?

Esta es una forma de darle un respiro a la relación. Unas vacaciones en pareja no son malas. Y si son amantes de conocer nuevos lugares que se den tiempo para escapar de la monotonía de vez en cuando es saludable.

Los viajes son formas para reencontrarse con el amor, la aventura y la pasión.

4. ¿Tendremos hijos?

Muchas parejas optan por no tener hijos y llenar el hogar de mascotas. Como relación deben discutir si está en sus planes individuales o no criar a un pequeño. Y si hay una discrepancia, tratar de llegar a un acuerdo en donde ambos sientas satisfacción y seguridad de la decisión.

5. ¿Compartiremos?

Gastos, logros, problemas, responsabilidades, comidas, temores, momentos y amor. El saber y querer compartir con la persona que amas es invaluable. Esto permite que sientan el apoyo del otro y que los problemas sean más fáciles de llevar.

La carga de las situaciones recaerá sobre ambos y se puede dar soluciones eficientes con la participación de ambos.